Pastoral del Canto Liturgico

V1A01 - Canto de entrada

Entrada

Reunido el pueblo, mientras entra el sacerdote con sus ministros, se da comienzo al canto de entrada. El fin de este canto es abrir la celebración, fomentar la unión de quienes se han reunido y elevar sus pensamientos a la contemplación del misterio litúrgico o de la fiesta, introduciendo y acompañando la procesión de sacerdotes y ministros. (OGMR-25)

Es cantado alternativamente por los cantores y el pueblo, o por un cantor y el pueblo, o todo por el pueblo, o solamente por los cantores. Pueden emplearse para este canto o la antífona con su salmo, como se encuentran en el Gradual Romano o en el Graduale simplex, u otro canto acomodado a la acción sagrada o a la índole del día o del tiempo litúrgico, con un texto aprobado por la Conferencia Episcopal.

Si no hay canto de entrada, los fieles o algunos de ellos o un lector recitarán la antífona que aparece en el Misal. Si esto no es posible, la recitará al menos el mismo sacerdote después del saludo. (OGMR-26)

Usted está aquí: Inicio Cantoral I - Misa A - Ritos iniciales V1A01 - Canto de entrada