Pastoral del Canto Liturgico

V1A05 - Señor, ten piedad

Señor, ten piedad

Después del acto penitencial, se empieza el Señor, ten piedad, a no ser que éste haya formado ya parte del mismo acto penitencial. Siendo un canto con el que los fieles aclaman al Señor y piden su misericordia, regularmente habrán de hacerlo todos, es decir, tomarán parte en él el pueblo y los cantores.

Cada una de estas aclamaciones se repite, normalmente, dos veces, sin excluir, según el modo de ser de cada lengua o las exigencias del arte musical o de las circunstancias, una más prolija repetición o la intercalación de algún breve «tropo».

Si no se canta el Señor, ten piedad, al menos se recita. (OGMR-30)

Usted está aquí: Inicio Cantoral I - Misa A - Ritos iniciales V1A05 - Señor, ten piedad