Pastoral del Canto Liturgico

-
AUTOR :
COMPOSITOR :
BEATO JULIAN MAUNOIR
Presbítero (" 1683)
 
BEATO JULIAN MAUNOIR
Nace en St-Georges-de-Reitembault, diócesis de Rennes en Francia, el 1 de octubre de 1606. De joven siente la vocación religiosa y con diecinueve años ingresa en la Compañía de Jesús, donde hace el noviciado, profesa como religioso y se prepara al sacerdocio.
 
Ordenado sacerdote, se distingue por su celo apostólico y sus superiores estiman que está dotado para la predicación popular y lo destinan a ella. Bretaña será su campo de apostolado y los muchos años que le quedaban de vida, cuarenta y tres, cuando en 1640 recibe el encargo de la predicación popular, los dedicará íntegramente al intento de renovar la fe religiosa del pueblo y acercar a todos los alejados a una intensa vida cristiana.
 
Julián comprendió que al pueblo había que hablarle en su propia lengua y por ello aprendió bien el bretón para que hasta los analfabetos tuvieran acceso a su mensaje. Buscó fórmulas catequéticas populares, como láminas de colores en que se representaba la vida de Cristo o símbolos que le servían para sus explicaciones de la doctrina cristiana. Preparaba una especie de teatro religioso en el que se representaban escenas de los evangelios, haciendo así participar a actores tomados del propio pueblo y poner de manera muy viva los relatos evangélicos ante los ojos de los fieles sencillos. Dotado de muy buena voz y muy buen oído, a sus pláticas misionales unía los cantos religiosos, utilizando melodías populares y componiendo él mismo algunas canciones que el pueblo aprendía con facilidad.
 
Junto con él misionaban otros sacerdotes que seguían sus métodos y que eran conscientes de que la ignorancia religiosa era el primer mal a combatir, instruyendo con perseverancia y paciencia a los sencillos, destinatarios primeros —así lo sentían ellos— del mensaje del Reino. Combatió también y con éxito prácticas supersticiosas, reliquias ancestrales algunas al parecer de cultos paganos desaparecidos hacía siglos pero que perduraban en la conciencia popular.
 
Julián anduvo miles de kilómetros de una parte a otra de Bretaña y dio cerca de cuatrocientas misiones, todas ellas de muchos días y con mucho trabajo, inaccesible al desaliento y sin cansancio.
 
Murió en Plévin, diócesis de Quimper, que había sido el principal teatro de sus andanzas misioneras, el 28 de enero de 1683. Lo beatificó Pío XII el 20 de mayo de 1951.


Usted está aquí: Inicio Santoral BEATO JULIAN MAUNOIR